Entrevista con el vampiro

El vampiro

El gran Raminikov, nuestro venerado y querido director, nos deleita con una de sus magistrales entrevistas. Las mentiras sobre el mito del vampiro, propiciadas por la literatura, el cine y la superstición, son destapadas por este genio del periodismo mundial. Esta vez consigue rizar el rizo, porque no es frecuente que un Príncipe de las Tinieblas de carne y hueso salga a la luz (nótese el brillante juego de palabras) pública sin tapujos.

Lelo J.: Gracias por recibirme en su castillo. ¿Reconoce abiertamente que es un vampiro?

Vampiro: Bueno, sólo a tiempo parcial. Los fines de semana lo compagino con mi trabajo de acomodador en un teatro de las afueras. La vida está muy mala.

Lelo J.: ¿Y cumplió la semana pasada 239 primaveras?

Vampiro: Es de muy mala educación preguntar la edad. Pero, ¿a que sólo aparento 237...?

Lelo J.: Si usted lo dice... ¿Lo celebró con su familia?

Vampiro: Desgraciadamente sólo me acompaña en este mundo mi nieto. Los demás miembros de la familia no soportan la televisión de hoy en día y viven en otra dimensión. Pero hicimos una pequeña fiesta, eso sí.

Lelo J.: Qué pena, sería muy triste.

Vampiro: No crea. Pedrito me regaló una cabina de rayos uva y cuando fuí a probarla, no vea la que se formó: vinieron hasta los bomberos... Este chico es un cachondo.

Lelo J.: ¿Y a qué se dedica su nieto? ¿Sigue sus pasos?

Vampiro: El mundo evoluciona y nuestra especie también: es director de banco. Chupa la sangre de una manera muy refinada.

Lelo J.: ¿Así que es verdad que los vampiros se alimentan de sangre?

Vampiro: Yo sí, soy muy tradicional. Pedrito, mi nieto, pertenece a una escala evolutiva superior, aunque me cueste reconocerlo. Ya no necesita desgastar sus colmillos.

Lelo J.: Así que esto del vampirismo no es ninguna invención de las gentes de Transilvania... ¿Qué cosas son ciertas de lo que nos ha transmitido el cine y la literatura?

Vampiro: ¿A qué se refiere exactamente? Yo con los tebeos de Mortadelo y el fútbol televisado tengo satisfechas mis espectativas culturales.

Lelo J.: Se comenta que no soportan el ajo...

Vampiro: A mi me encanta, pero el médico dice que tengo el estómago muy delicado y me lo ha prohibido.

Lelo J.: Que no se reflejan en los espejos...

Vampiro: ¡Qué tontería! ¿Y cómo demonios iba a conseguir afeitarme cada día?

Lelo J.: Que se transforman en animales diabólicos.

Vampiro: Sí, puede ser. Conocí a un congénere que se transmutaba en perro salchicha. Yo sigo fiel a mi disfraz de murciélago, que me costó medio millón de ducados en su día.

Lelo J.: Qué sólo se les puede matar si se les clava una estaca en el corazón, o ven la luz del día o se les echa agua bendita.

Vampiro: Lo de la luz del día es verdad; debe ser cosa de la capa de ozono esa. ¿La estaca? Claro, y si nos meten en un pasapuré también, vaya estupidez. ¿Agua bendita? ¿Se refiere a una nueva bebida refrescante?

Lelo J.: No, era otra cosa, déjelo. También se dice que deben dormir en ataúdes con el lecho cubierto de tierra de su región.

Vampiro: Sinceramente, yo prefiero dormir en un colchón "Tirolín". Hay algún excéntrico que usa saco de dormir, pero yo creo que lo hace por ahorrar, el muy tacaño.

Lelo J.: ¿Cómo prefiere Ud. que sean sus víctimas? ¿Jóvenes, de mediana edad, niños, varón, hembra...?

Vampiro: Lentas. Prefiero que mis víctimas sean lentas. Con esto del fitness, el jogging, el bodybuilding y todos los ings se está poniendo muy difícil cazar, ¿sabe?

Lelo J.: ¿Prefiere algún grupo sanguíneo en especial?

Vampiro: Pues no. Pero los sábados me gusta que tenga un índice de 1.8 o más miligramos de alcohol. Que no se entere mi médico, que está hecho un dictador.

Lelo J.: Una pena que la entrevista esté acabando. Ya son casi las seis y media de la madrugada y está a punto de amanecer. ¿Me permite una última pregunta?

Vampiro: Claro, ha sido una velada muy amena.

Lelo J.: ¿Podría dejar de mordisquear mi cuello, so víbora?

Vampiro: ¡Uy! Perdone, pero es que antes de acostarme suelo tomarme un pequeño piscolabis.

Lelo J.: ¿Y a estas horas dónde encuentro yo un veterinario que me ponga la antirrábica?

28.01.2008. 18:29