Habemus Rex

Batallador

El agente Grilládez queda reconocido como la reencarnación de Alfonso I El Batallador y así será llamado a partir de la fecha de hoy. A cambio ha prometido dos cosas: dejar de correr por los pasillos atacando al personal con su espada en ristre y, lo que es más importante aún, no volver a contar sus batallitas más de tres veces por semana. ¡Señor, dame fuerzas para soportar esta cruz!


          Lelo J. Raminikov.
          Jefazo Supremo.

12.03.2008. 13:56

Dulce tentación

Dulce tentación

Las cámaras de seguridad han descubierto como el personal pasa totalmente de la petición del jardinero de no dar de comer a Maruja, la planta carnívora que está en recepción. Tras meses de ser alimentada con posos de café, colillas de cigarrillos y restos de hamburguesas ricas en grasas, estaba enfermando y hubo que ponerle una severa dieta para recuperarla. El hombre amenaza con denunciar en la Sociedad Protectora de Plantas y Bichos Varios al próximo energúmeno que sea pillado in fraganti. Casi se le saltan las lágrimas al comprobar como Jeremías, el hijo del portero, tentaba a Maruja con algodón dulce, sabiendo que el pobre vegetal padece diabetes.

10.03.2008. 12:30

Espí­ritu rebelde

El bicho

Se hace saber que a partir de ahora queda prohibido el uso de la ouija en las instalaciones de la agencia. Si quieren hacer prácticas espiritistas se van ustedes al Tíbet o más lejos si puede ser... El monstruo que algún cafre invocó este jueves se ha hecho fuerte en el sótano y dice que no sale si no le quitamos de encima a Lorenza, la instructora de gimnasia. La chica se ha enamorado del bicho, pero se ve que este ser tiene más cerebro del que aparenta y se resiste a ser su novio. ¡Ah, le amour primaveral empieza a hacer estragos!

08.03.2008. 12:38

Relevos de personal

Tiranosaurio

El Museo de Ciencias Naturales nos reclama una factura de treinta mil euros por los desperfectos que sufrió durante la visita de escolares el viernes pasado. Informo que los agentes que estaban asignados para la seguridad del centro han sido relevados y enviados al zoo como alimentos de los leones, incluyendo en el lote al jefe de personal. Ya estoy hasta las narices de que todos los inútiles acaben trabajando en esta santa casa...


      Lelo J. Raminikov.
      Jefazo Supremo.

05.03.2008. 13:21