Fanatismo cinéfilo

Reprimenda

La casa de juguetes Toipallá ha emitido una nota informativa para disculparse por el comportamiento de Cosme Mediométrez, vigilante de seguridad de una de sus tiendas, que se excedió en sus funciones recientemente. El fin de semana detuvo a dos niños gemelos porque se les ocurrió jugar a jedis con las espadas láser de la sección de Star Wars. "Es que es su película preferida y no soporta que estropeen un mito: no quieran saber lo que hizo el día que pusimos a la venta el deuvedé de La Amenaza Fantasma", dice uno de los párrafos del mensaje. En la imagen, Mediométrez reprimiendo severamente a un peluche por imitar a Chewbacca.

03.03.2008. 12:27